DÍA MUNDIAL DE LA INFANCIA Y LA ADOLESCENCIA

El 20 de noviembre es el Día Universal del Niño, que cada año recuerda la firma de la Convención sobre los Derechos del Niño (1989).

El Artículo 31 refiere que:

  1. Los Estados Partes reconocen el derecho del niño al descanso y el esparcimiento, al juego y a las actividades recreativas propias de su edad y a participar libremente en la vida cultural y en las artes.

  2. Los Estados Partes respetarán y promoverán el derecho del niño a participar plenamente en la vida cultural y artística y propiciarán oportunidades apropiadas, en condiciones de igualdad, de participar en la vida cultural, artística, recreativa y de esparcimiento.

De lo anterior UNICEF determina que el deporte forma parte de los derechos esenciales de todo niño, pero no entendido como actividad profesional de alto rendimiento, sino como parte del derecho de niños y niñas al «descanso y el esparcimiento, al juego y a las actividades recreativas propias de su edad».

Hoy 20 de noviembre de 2020 la pandemia del Covid 19 y las restricciones de las autoridades sanitarias merman, en parte, la lealtad a los derechos mencionados en el párrafo anterior. Ya que se les ha negado las actividades recreativas propias de su edad y a participar plenamente en la vida cultural. Se les ha negado la práctica deportiva con amigos.

Educación, salud y felicidad. ¿Qué más quiere una sociedad para sus menores? Parece razonable recomendar que se ponga el foco en el deporte, porque dichas cuestiones son concedidas por la actividad deportiva.

Restringirlas no puede ser parte de una sociedad que ama a sus menores, que pretende protegerles, que desea para ellos una vida plena.

El Día Mundial de la Infancia y la Adolescencia, en lo referente al derecho al deporte de los niños, debiera celebrarse con pautas de mejora para su Educación Deportiva.

El último miércoles de septiembre de cada año celebramos el Día Mundial de la Educación Deportiva. El 30 de septiembre de 2020 en la celebración de este día se presentó un solo objetivo:

revindicar la actividad deportiva como creadora de futuras generaciones saludables.

Se estima, en el día de la infancia y la adolescencia,  que empoderar en actividad deportiva es la recomendación, no restringirla.

Elegir deporte, sin duda, es lo correcto, porque es sinónimo de amarles.

Por una infancia educativa, feliz, saludable y deportiva.

 

El #DíaMundialdelosNiños en el mundo

Con mascarillas, pero no silenciados

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *